lauralu-logo-sub
  • Llámanos : 93 010 72 07

Elegir entre un pabellón modular desmontable y uno de obras requiere estar informado. Esta elección no se debe dejar al azar, ya que un cambio posterior de idea solo llevará a un mayor gasto de dinero. Para evitar caer en un error que se pagará caro, es recomendable seguir algunas indicaciones.

¿Pabellón modular desmontable o de obra?

Las empresas del sector de la logística deben tener en cuenta qué ofrece un pabellón desmontable y uno de obra. En el primer caso, se trata de una estructura prefabricada de metal, la cual dispone de un pórtico articulado y una cubierta textil. La principal baza de este pabellón es que se puede ampliar o desmontar para trasladarlo a cualquier otro lugar.

Un pabellón de obra es un edificio propiamente dicho que puede cumplir con todo tipo de funciones, como la de almacén. El proceso de construcción requiere la creación de unos cimientos, una estructura duradera hecha de hormigón y de acero y una cubierta resistente. Los pabellones de obra están pensados para durar y ofrecer una amplia gama de servicios.

A la hora de elegir entre un pabellón desmontable o un pabellón de obra, hay que empezar por tener en cuenta las necesidades del negocio. Si hay que contar con un espacio de almacenaje amplio y suficiente para el futuro, ambas edificaciones serán válidas. Este es un ejemplo, pero lo esencial es plantearse por qué recurrir a una estructura u otra y actuar en consecuencia.

Otro aspecto a tener en cuenta es la durabilidad. El de obra resultará más resistente al paso del tiempo, pero uno desmontable podrá reutilizarse en diferentes ocasiones. Además, este último se construye a una mayor velocidad, ya que no necesita tantos requisitos como el de obra.

En el plano económico y del presupuesto, la mejor elección es el pabellón desmontable. Puesto que no requiere tanto trabajo, la cantidad de dinero a invertir se reduce considerablemente. Y lo mismo se puede decir del tiempo de construcción, el cual puede ser de una sola semana; mientras que los pabellones de obra requieren de seis meses a un año de trabajo.

La importancia del permiso para un pabellón desmontable o pabellón de obra

También hay que tener en cuenta los permisos necesarios para su construcción. Los pabellones desmontables no requieren licencias o certificados porque son estructuras temporales. No obstante, los de obra sí necesitarán los permisos pertinentes de las instituciones locales. Esto contribuye a alargar más los tiempos para levantarlos y el coste, algo que no puede olvidarse o tomarse a la ligera.

La estética es otro factor importante y decisivo. En ambos tipos de pabellones es posible colocar el logo y los colores de la marca, así como otros elementos que resulten interesantes. Sin embargo, en el caso de los pabellones desmontables, es más sencillo realizar cualquier modificación, ya que sus materiales permiten realizar cambios rápidos.

Un pabellón modular desmontable es una elección a tener en cuenta frente a uno de obra. Elegir entre ambos radica en pensar para qué se van a necesitar y actuar en consecuencia. Nosotros, sin duda, nos quedamos con las ventajas que ofrece un pabellón desmontable. Y tú, ¿también necesitas uno? ¡Contáctanos!

Solicite un presupuesto
SOLICITAR AHORA
close-link
Solicite un presupuesto
¡ AHORA !
Y APROVECHE NUESTROS PRECIOS

🇫🇷 CALIDAD FRANCESA🇫🇷
ENVIAR
close-link